Chok Chok Skin – Cosmética Coreana en Colombia

¿Qué le hace el estrés a tu piel? ¡Aprende a combatirlo!

¿Has notado que cuando estamos más estresados nuestra piel se brota, se ve opaca o se irrita con facilidad? ¿Qué es lo que le hace el estrés a nuestra piel y cómo podemos combatirlo? ¡En este blog te lo contamos!

Cortisol: la hormona del estrés

Cuando nos estresamos, nuestros cuerpos segregan una hormona llamada cortisol, la cual puede afectar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente. Altos niveles de cortisol afectan aspectos como nuestro sistema inmune, nuestro peso y nuestra piel. En esa publicación hablaremos específicamente sobre los efectos en la piel.

Sistema inmune

Cuando el sistema inmune se ve comprometido, algunas condiciones de la piel como la rosácea, la psoriasis y el eccema pueden incrementarse y empeorarse.

Resequedad

Los altos niveles de cortisol disminuyen la habilidad de la piel para retener la humedad. Por eso es que la piel se ve apagada, gris y opaca e incluso las finas líneas de expresión aparecen más pronunciadas y nos hacen ver mayores.

Grasa + acné

Dado que la habilidad de la piel para retener humedad se ve comprometida, la piel se puede desbalancear y producir grasa en exceso, lo cual hace que la piel se vea deshidratada y a la vez grasosa. Este exceso de grasa empeora el acné e incluso puede causarle brotes a pieles que normalmente no son propensas a tener acné.

Rojez

Cuando nos estresamos, el flujo sanguíneo incrementa, lo cual puede resultar en vasos sanguíneos dilatados en el rostro. Dado que estos pequeños vasos están justo debajo de la epidermis, hacen que la piel se vea roja e hinchada. Esto incluye los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran debajo del área de los ojos, lo cual puede llevar a producir ojeras y círculos negros.

¿Cómo tratarlo? ¿Qué tanto sirven los productos para el cuidado de la piel?

Cuando vemos alguna de las condiciones de la piel anteriormente mencionadas, nuestra primera respuesta consiste en tratarlos tópicamente con productos de cuidado de la piel. Sin embargo, el cortisol no es un asunto tópico y necesita ser tratado internamente. Posteriormente, los tratamientos de la piel te ayudarán a aliviar y a tratar aquellos problemas de la piel que produjo el estrés.

Nuestros consejos

-Duerme bien, al menos 7 horas diarias. Las personas que no duermen lo suficiente tienen más cortisol en su torrente sanguíneo.
– Realiza ejercicio y yoga. Mover el cuerpo reduce los niveles de cortisol y la inflamación.
– Cuídate a ti misma. Ve a un spa, hazte un masaje relajante o una buena mascarilla. ¡Te lo mereces!
– Saca tiempo para ti. Haz algo que realmente te guste, como leer un libro, caminar, ir a cine, pintar, etc. Esto reduce el estrés en gran medida.
– Utiliza tés y aceites esenciales. Puedes encontrar plantas calmantes como manzanilla y lavanda en tés y aceites esenciales que pueden ser aplicados en la piel, usados en un baño caliente o inhalados para ayudar al cuerpo y a la mente a alcanzar un estado de relajación.
– Respira profundo y medita. La respiración profunda le indica a tu cuerpo que debe reducir la velocidad de los latidos de tu corazón, disminuir la presión sanguínea y por ende los niveles de cortisol.

Ingredientes recomendados

– Té verde: balancea el nivel de grasa de tu piel en caso de que esté deshidratada.
– Centella asiática: esta planta curativa es excelente si tu piel presenta rojez, rosácea o eccema.
– Baba de caracol: es un potente restaurador de la piel. La aliviará, combatirá el acné y le devolverá la luminosidad.
– Miel/propóleo: tiene grandes propiedades hidratantes, antimicrobianas y curativas.
– Aloe vera: excelente para cuando sentimos la piel sensible o deshidratada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Gracias! Por favor déjanos tu e-mail para enviarte un correo cuando este producto esté disponible
Ir arriba
Abrir chat